lunes, 30 de mayo de 2016

Ejercicios de cálculo obstétrico

Ejercicios de cálculo obstétrico

Taller de casos simulados y algoritmo

Obstetrical calculation exercises
Simulated cases workshop and algorithm

Alumnos de la 28 edición del Diplomado
Alumnos de la 28 edición del Diplomado


ResumenAunque los aparatos de ultrasonido nos proporcionan en forma automática la edad “gestacional” de los fetos que examinamos y medimos en los estudios obstétricos, los aparatos como en muchas otras situaciones de la vida, no son quienes resuelven los problemas, sino el trabajo intelectual de los operadores.
Los estudios obstétricos son “el pan de cada día” de los sonografistas y es por eso que en esta disciplina operador dependiente, la capacitación debe ser la mejor.
Summary
Although ultrasound machines provide us automatically the "gestational" age of the fetuses examined and measured in obstetric studies, aparatos as in many other situations in life, are not problem solvers, but the intellectual work operators.
Obstetrical studies are "the daily bread" of sonographers and that is why, in this operator dependent discipline, training  should be the best.

En AMUSEM desde hace más de 10 años, se vienen realizando bajo la asesoría de su servidor, talleres de ejercicios de cálculo obstétrico, en los cuales, los médicos en formación, mediante casos simulados:
  1. practican y ejercitan los procesos de razonamiento  mental necesarios para realizar los procedimientos de valoración del crecimiento y estimación de la edad fetales
  2. aprenden y dominan el manejo de las herramientas de valoración (curvas de crecimiento y tablas de estimación de la edad)
  3. diferencian y aprenden la estructuración de la conclusión o resultado del reporte sonográfico.
Alumnos de la 28 edición del Diplomado
Alumnos de la 28 edición del Diplomado

La valoración del crecimiento y la estimación de la edad fetales, son condiciones diferentes y no claras para algunos sonografistas e imagenólogos, que insisten en otorgar edad a todos los embarazos y peor aún, repetirlo en la misma paciente, dejando a un lado la clínica, aquella “clínica mandatoria” que  nos enseñaron en la vieja escuela, la que siempre debe estar antes que cualquier estudio de laboratorio o gabinete, así como las recomendaciones internacionales sobre este asunto.

En cada embarazo, debemos (para eso somos médicos) definir las necesidades reales y de mayor beneficio para la paciente en cuestión. Necesidades que en base a la clínica de la misma, nosotros podemos conocer y tenemos la obligación de indagar.

Ya que las pacientes que tienen antecedentes clínicos confiables deben manejarse en forma diferente a las que no los tienen y sobretodo cumplir con las recomendaciones (internacionales) de los expertos en cuanto al manejo de estas condiciones.

Para tal efecto trabajamos con el siguiente algoritmo:


Aunque en el primer trimestre la variabilidad de la estimación de la edad por ultrasonido es de + 5 a 7 días menor que los + 15 días cuando se estima por los datos clínicos (FUR) de la paciente, se corre el riesgo de que el embrión no cuente con el desarrollo o crecimiento normal y enmascarar, fallar o retardar el diagnóstico de posibles cromosomopatías, por lo que yo recomiendo aún en el primer trimestre, si se cuenta con FUR confiable, valorar el crecimiento.



De esta forma los médicos ponen en práctica situaciones que tendrán que enfrentar en su futuro ejercicio profesional, identificando puntos de conflicto que puedan generar errores, para evitarlos, logrando así una atención de mayor calidad para nuestras pacientes